Enchúfalo

Endesa y Seat crean SUNBATT para estudiar y reutilizar baterías de vehículos eléctricos

SUNBATT es un proyecto colaborativo entre Seat y Endesa para estudiar y dar una segunda vida a las baterías procedentes de todo tipo de vehículos eléctricos. El objetivo de este proyecto es encontrar nuevos usos y utilidades a estas baterías, ya sea en el ámbito de distribución, cómo el ámbito de generación o en ámbitos domésticos.

El proyecto SUNBATT está formado varios actores. En primer lugar están unas placas solares de 14 kW que se encargan de la fase de generación de energía. En segundo lugar tenemos los tres puntos de recarga, que es donde entran en juego las baterías, con su fase de almacenamiento. Por último, tenemos la red de distribución eléctrica, que se encarga de la fase de distribución.

El funcionamiento es el siguiente: La energía de las placas solares se almacena en las baterías, que luego se distribuye a los puntos de recarga, en el caso de que un vehículo quiera recargar las baterías. Este proceso es analizado y procesado por un ordenador ubicado dentro de un contenedor de 15 m², que podemos ver justo detrás de los puntos de recarga, en la imagen superior.

Este ordenador estudia y decide si es conveniente que el vehículo conectado al punto de recarga consuma energía eléctrica almacenada en las baterías, o si es mejor que la energía consumida proceda de la red eléctrica. En este momento, el software del proyecto SUNBATT tendrían en cuenta varios factores, por ejemplo, la hora del día, ya que a cierta hora puede, o no, ser conveniente consumir la energía de la red, en vez de la energía almacenada en las baterías.

El ordenador que procesa y decide si un vehículo debe ser cargado con energía procedente de las placas solares, de las baterías o bien de la red eléctrica, lo hace de forma autónoma mediante una serie de algoritmos de aprendizaje automático. Teniendo en cuenta multitud de factores, cómo hora del día, meteorología, precio de la energía y consumos previstos del día, entre otros factores.

El objetivo final de todo este proceso es el ahorro en la factura y lograr un consumo inteligente.