Enchúfalo

Fisker prepara un coche eléctrico con baterías de grafeno, que llegaría a los 640 km de autonomía

Fisker Automotive está desarrollando un coche eléctrico que montaría supercondensadores de grafeno, en vez de baterías de iones de litio, lo que le permitirían mejorar la autonomía, consiguiendo un rango de autonomía máximo de 643 kilómetros. Sin duda una cifra impresionante, que de confirmarse sería muy superior a la de Tesla.

Por ahora lo único que se conoce de este nuevo modelo es su diseño, o mejor dicho pequeños detalles de su diseño, ya que por el momento estas dos son las únicas imágenes disponibles sobre este modelo, que podría llamarse Fisker Force 1.

Este deportivo eléctrico podría salir de fabrica con un sistema preparado para la conducción autónoma, gracias a la cámara frontal y al radar central ubicados en el frontal del vehículo, con un diseño muy marcado y algo abultado.

Vista lateral del futuro Fisker Force 1.

El diseño del Fisker Force 1 es agresivo y deportivo, aunque u creador, Henrik Fisker, lo ha calificado como deportivo pero espacioso. El Force 1, diseñado por Henrik Fisker, montaría puertas tipo “alas de gaviota” y un sistema de iluminación LED, con faros adaptativos.

Este vehículo podría ser presentado antes de finales de este año, así que lo más probable es que en los próximos días y semanas se sigan lanzando nuevas informaciones e imágenes del futuro Force 1.