Enchúfalo

NextEV ha empezado las pruebas de su supercar eléctrico

Esta la es la primera imagen real del superdeportivo eléctrico que está preparando el fabricante chino, NextEV. Ha sido cazado en Reino Unido, donde el fabricante estaba realizando una sesión de pruebas. Y es que recordemos que está prevista su presentación este próximo mes de noviembre, en la ciudad de Londres.

Hace un par de semanas os escribíamos sobre sus impresionantes prestaciones, al menos sobre el papel. Y es que estamos hablando de un auténtico superdeportivo eléctrico biplaza, que contaría con un motor motor eléctrico con una potencia de alrededor de 1.014 kW (1.360 CV), que le permitiría conseguir el 0/100 km/h en apenas 3 segundos.

La aceleración es la principal arma de un coche eléctrico de competición frente a uno de combustión. Sin embargo los eléctricos de competición tienen un punto débil en estos momentos, sus baterías. No principalmente por falta de autonomía, que también, si no por el peso de las baterías y su efecto negativo en circuito.

Aunque nada mejor para intentar solucionar estos problemas de equilibrio de pesos en un vehículo eléctrico de competición, que contar con la ayuda del equipo de Fórmula E, NextEV TCR para lograr un buen comportamiento en el paso por curva de un superdeportivo eléctrico como éste.

Este supercar será fabricado en edición limitada, a un precio que podría rondar 1,8 millones de dólares. Habría sido diseñado en Alemania y su desarrollo se está llevando a cabo en Reino Unido. Más allá de esto, siguen siendo escasos los datos para este supercar, que por ahora no tiene nombre anunciado. Aunque con lo poco que le queda para ser presentado, seguro que en pocos días conoceremos más detalles sobre él.

Los conocimientos extraídos, tanto del desarrollo de este supercar, cómo de la división tecnológica de la empresa y la experiencia de su equipo en la Fórmula E, le servirá a NextEV para desarrollar una gama de turismos eléctricos que están en camino. El objetivo de esta gama de coches eléctricos, como el de muchos otros fabricantes, es competir con los de Tesla.