Enchúfalo

Porsche desvela más detalles de su deportivo eléctrico Mission E

Además de anunciar, en el Salón de París, su propia infraestructura de supercargadores para vehículos eléctricos, Porsche ha presentado nuevos detalles sobre su primer coche eléctrico, el Porsche Mission E, que cada vez está más cerca de llegar a su fase de producción.

El Porsche Mission E es un coche eléctrico deportivo de cuatro plazas, que cuenta con dos motores eléctricos síncronos de imanes permanentes, capaces de impulsar al vehículo con sus 440 kW (600 CV) de potencia. Esta motorización le permitiría alcanzar el 0/100 km/h en 3,5 segundos. Cuenta con tracción a las cuatro ruedas.

El Mission E montaría un paquete de baterías de iones de litio que le permitirían, según Porsche, una autonomía de 500 km. Aunque todavía no se ha hecho pública la capacidad de sus baterías. El tiempo de recarga de sus baterías sería de tan sólo 15 minutos para lograr un 80% de capacidad.

Vista lateral del Porsche Mission E en el Salón de París 2016

Aquellos que puedan recargar las baterías del Mission E gozarán de mayor rapidez, gracias a su sistema de recarga de 800 voltios, que admitiría el doble de potencia que la mayoría de vehículos actuales, que disponen de sistemas de recarga de 400 voltios. El Mission E podrá ser cargado de forma inalámbrica a través de la carga inductiva, o bien mediante la toma convencional.

La carrocería del Porsche Mission E está fabricada en aluminio, acero y plástico reforzado con fibras de carbono. Montaría llantas de carbono de 21 pulgadas delante y 22 pulgadas detrás.

Porsche no tiene planes de conducción autónoma para el Mission E, aunque si que en un futuro podría contar con funciones concretas autónomas. Desde la directiva de Porsche se ha afirmado que su principal rival es el Tesla Model S.

Según Oliver Blume, jefe de Porsche, el primer coche eléctrico de Porsche podría llegar a los concesionarios a finales de esta década, es decir, entre 2019 y 2020.