Enchúfalo

Todos los modelos de Tesla tendrán sistema de conducción 100% autónoma

En Tesla siguen con su apuesta por los coches sin conductor, alegando a un aumento en la seguridad de los ocupantes de dichos vehículos, cuando éstos se conducen de forma autónoma.

El fabricante californiano de coches eléctricos ha anunciado éste miércoles que todos sus coches eléctricos contarán con un sistema de conducción 100% autónomo. Es decir, el vehículo podrá conducir por carreteras, autopistas y calles sin un conductor que guíe al vehículo.

Este sistema autónomo estará disponible tanto en el Model S, como en el Model X y en el futuro Model 3. De hecho, desde Tesla Motors aseguran que los actuales modelos S y X que salen de su fabrica ya cuentan con el software necesario para la conducción autónoma. Los nuevos modelos vendrán equipados con las cámaras, sensores y radares necesarios para que el coche conduzca por sí sólo.

Sistema de conducción autónoma de Tesla

El sistema estará formado por ocho cámaras envolventes, que permiten una visión de 360º al vehículo. Doce sensores ultrasónicos, que junto a las cámaras serán capaces de detectar objetos próximos y movimiento, al doble de distancia que en el sistema anterior. En la parte frontal se ubica un radar capaz de procesar datos sobre una longitud de onda redundante, permitiéndole “ver” en condiciones meteorológicas desfavorables, como polvo, niebla o lluvia fuerte, al vehículo que le precede.

Esta información y datos serán procesados por un ordenador con una capacidad de procesamiento y cálculo 40 veces superior al modelo anterior. Tesla ha desarrollado un “red neuronal” que interpreta los datos de la visión de las cámaras, el sonar y el radar. Según la compañía:

Todo esto, proporcionará una visión del mundo a la que un conductor por sí solo no puede acceder, ver en todas las direcciones al mismo tiempo y en longitudes de onda que van mucho más allá de los sentidos humanos.

Vídeo de un Model X con conducción autónoma

Desde Tesla Motors aseguran que el sistema todavía requiere de varios millones de kilómetros de pruebas y calibraciones, tanto en apartados de seguridad, como en comodidad. Aunque quieren sentar las bases para que en un futuro sus coches eléctricos puedan conducir de forma totalmente autónoma. Estas fueron las palabras de Elon Musk:

Nos llevará tiempo completar la validación del software y obtener el permiso de los reguladores. Pero lo importante es que se sienten las bases para que los coches sean totalmente autónomos, con un nivel de seguridad que creemos que es al menos el doble al de una persona, tal vez más.

A finales del año que viene se realizará una demostración del sistema de conducción autónoma de Tesla, en Los Ángeles y Nueva York.