Enchúfalo

Convierten un Tesla Model S en coche fúnebre, para funerales libres de emisiones

No Tesla no va por ahí. Esto es obra de una empresa holandesa llamada Remetzcar que ha realizado el trabajo para una funeraria, también holandesa, llamada Vander der Lans & Busscher BV. El Tesla Model S coche fúnebre se ha presentado en una exhibición sobre funerales llamada Uitvaart Vakbeurs 2016.

En Remetzcar se han centrado únicamente en la zona trasera del vehículo, pues de la mitad en adelante todo se conserva igual. Lo que han hecho es cortar el coche por la mitad, desde el pilar B, retirando las baterías y estirando 80 cm la carrocería del Model S. Con ello han conseguido una longitud de 5,77 metros. Han vuelto a instalar las baterías y se han centrado en la zona trasera del vehículo.

El compartimento donde se ubicaría el ataúd se ha decorado con elementos los clásicos de este tipo de vehículos, con una gran zona acristalada. En su interior se encuentra una base retráctil para poder transportar el ataúd. Debajo se ha dejado un espacio un poco más pequeño que el maletero.

En realidad no es la primera vez que se corta por la mitad un Tesla Model S para estirar su carrocería. Pero si que es la primera vez que se estira un Tesla Model S para convertirlo en coche fúnebre.